Alerta Machitroll: Ejemplos de violencia machista en Internet

La Cámara de Diputados debatió el miércoles 10 de agosto una urgente ley integral de protección a las mujeres. Urgente porque los números hablan por si solos: en Paraguay, cada 13 días, una mujer es asesinada a manos de su pareja o ex pareja. No son celos, no es venganza, no es pasión, y mucho menos amor. Es violencia inaceptable y que debe acabar.

Pero las reacciones machistas en las redes sociales a esta iniciativa legislativa no se hicieron esperar. Son los #machitrolles. Solo en un afiche publicado por El Surtidor encontramos comentarios que van desde lo absurdo e ininteligible hasta la abierta celebración del odio hacia a las mujeres. Este es un tipo de violencia común en Internet que debe ser identificada y denunciada como tal. Es violencia que se encuentra dentro de un espectro más amplio de tipos de violencia que se dan contra las mujeres por el solo hecho de ser mujeres.

Como en todos los espacios, en Internet también vemos una tendencia regresiva y conservadora. Más abajo les dejamos algunos ejemplares de hombres privilegiados con mucho miedo a perder la capacidad de violentar impunemente y de mujeres que apoyan este sistema de desigualdad que nos quiere ver sumisas:

5

 

 

 

 

Esta respuesta es un error muy frecuente producto del desconocimiento. El feminismo es un movimiento que reivindica la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. El machismo se conforma de actitudes, conductas y creencias de superioridad del hombre con respecto a la mujer. Contrario a lo que indica este comentario, los países con mejores índices de desarrollo son de hecho los más igualitarios.

4

6

9

Sobre estas respuesta, reafirmamos que no existe tal cosa. La palabra feminazi ha sido inventada por el neo-machismo para demonizar y ridiculizar al movimiento feminista.

8

Aquí otro eufemismo. La violencia de género no se da de la mujer hacia el hombre porque no existe un sistema ideológico y cultural que oprima al hombre, sino a la mujer. La violencia de género se da de múltiples maneras, en la pareja o expareja, del hombre hacia la mujer y tiene sus raíces en el patriarcado, el androcentrismo, el sentimiento de posesión y la idea tradicional de amor romántico. Conforma un fenómeno social que se da en todas las culturas y que provoca sólo en nuestro país como ya decíamos, la muerte de una mujer en manos de su paraje o ex pareja cada 13 días. Supone por tanto una situación de emergencia que precisa de respuestas educativas, sociales y políticas concretas.

Asimismo, la discusión no pasa por criminalizar el piropo. Las expresiones de cariño o de agrado hacia una persona se deben dar en el marco de respeto y en confianza. Esto es muy distinto a lo que sufren las mujeres diariamente. Por eso, la discusión pasa por el derecho que tiene una mujer, y cualquier persona, a transitar y desenvolverse en cualquier espacio sin sufrir acosos verbales o de ningún tipo.

7

Las situaciones y contextos en los que la desigualdad no es fácilmente apreciable. Hay que respetar las luchas y reivindicaciones de nuestros derechos en cualquier ámbito de nuestras vidas.

10

Hasta la fecha el porcentaje de denuncias falsas en materia de violencia de género es de 0,018% según la Fiscalía General del Estado en España. No creemos que esta tendencia dista de la realidad de los Latinoamericanos.

imagen11

La infrarrepresentación política en Paraguay es muy grave. Sólo en el Congreso las mujeres ocupan un 20% de los cargos electivos. La infrarrepresentación en los CEO de empresas nacionales, la brecha salarial de género, las mujeres asesinadas por sus parejas, el techo de cristal o el sobrecargo de los cuidados nos indican todo lo contrario a lo que afirman algunas de estas expresiones machistas, confirmando que vivimos en una sociedad desigual, donde la mujer es oprimida en un sistema que no las incluye, o solo las incluye cuando la economía las necesita.

Estos tipos de actuaciones/mensajes son el corazón de la misoginia, que oprime y   objetiviza a las mujeres y que también pone a unas contra otras, cuando mujeres privilegiadas hacen uso de posición para perpetuar la desigualdad.El feminismo busca promover la solidaridad entre las mujeres también, además de desmontar lo que hemos aprendido en este sistema conservador y hegemónico.El cambio es más lento en los espacios de tecnología como acceso a la Internet, donde están invisibilizadas muchas agresiones mientras  la brecha digital sigue siendo enorme. Existen 200 millones de mujeres menos que hombres en la Internet.

Vivimos en una sociedad  de principios hegemónicos y de privilegios. Por eso la violencia que sufren las mujeres es muy distinta a la que viven los hombres. El proyecto de ley de protección a las mujeres desata este tipo de reacciones machistas, porque molesta y cuestiona privilegios de los #machitrolles.