Paraguay se compromete a tomar medidas contra la vigilancia estatal ilegal ante la ONU

Paraguay acepta las recomendaciones de Naciones Unidas del Principado de Liechtenstein sobre las actividades de vigilancia presentadas en EPU por TEDIC y Privacy International

El informe de Examen Periódico Universal (EPU) es el único mecanismo del Consejo de Derechos Humanos que tiene el objeto de mejorar la situación de derechos humanos en el terreno de cada uno de los 193 Países miembros de la ONU. Bajo este mecanismo, la situación de derechos humanos de todos los países miembros de ONU es revisada cada 4 años y medio.

Para nuestro país, el informe nacional EPU fue presentado durante la sesión del Grupo de Trabajo EPU en Ginebra, Suiza. Las organizaciones de DDHH de Paraguay entregaron las denuncias e informes sobre el estado de los derechos humanos previo a la sesión del 10 de enero de 2016. TEDIC y Privacy International proporcionaron toda la información referente a las violaciones del derecho de intimidad y privacidad en nuestro país.

Las recomendaciones 102.62 y 102.63 del Principado de Liechtenstein sobre las actividades de vigilancia fueron aceptadas por el Estado paraguayo. Estas son:

102.62: Velar por que todas las actividades de vigilancia del Estado estén en consonancia con el derecho internacional de los derechos humanos y no infrinjan los derechos y libertades fundamentales del ciudadano.

102.63 Adoptar las medidas necesarias para asegurar que las operaciones de los organismos de inteligencia sean supervisadas por un mecanismo de vigilancia independiente a fin de garantizar la transparencia y la rendición de cuentas.

Para el seguimiento de los compromisos asumidos, la Cancillería Nacional estableció un sistema de Monitoreo de Recomendaciones. Actualmente el informe nacional del Estado paraguayo se encuentra en proceso de elaboración y deberá incluir las acciones impulsadas para el cumplimiento de obligaciones y compromisos.

A menos de 2 meses del cierre del informe nacional, Paraguay fue escenario de varias publicaciones sobre violaciones del derecho a la privacidad y la inviolabilidad de las comunicaciones, como evidencian la compra de software malicioso (FinFisher) por parte de la SENAD y la vigilancia de las comunicaciones a una periodista por parte de las Fuerzas Militares. El desafío del Estado paraguayo deberá cumplir con las recomendaciones aceptadas ante la ONU y mitigar la vigilancia estatal ilegal de las comunicaciones.

Por otra parte, TEDIC y Privacy International se encuentran trabajando en una investigación financiada por el International Development Research Centre sobre el estado de las bases de datos personales en Paraguay, los riesgos y desafíos latentes de la protección. Esto servirá para conocer la situación actual del manejo de los datos personales. La investigación servirá de insumo en el diseño de políticas públicas, específicamente la elaboración de una ley de datos personales. El objetivo de dicha ley es dar garantías legales para la protección efectiva del derecho a la privacidad y por tanto el cumplimiento de las recomendaciones del Informe EPU.