A mitad de camino de la igualdad digital: Auditoría arroja resultados mixtos de Paraguay

Una estrategia nacional para eliminar la violencia en Internet contra niñas y mujeres e implementar políticas para superar las barreras en el acceso y uso de la Web son algunas de las recomendaciones de un estudio realizado por Jazmín Acuña, de TEDIC. El Reporte de calificaciones de la Auditoría sobre la brecha digital de género es una herramienta desarrollada por la World Wide Web Foundation – organización fundada por el creador de la Web, Tim Berners-Lee – que evalúa y califica a gobiernos y empresas en sus esfuerzos por disminuir lo que se conoce como brecha digital de género. Es la primera vez que se implementa en Paraguay. El país recibe un puntaje global de 50%, por debajo de Colombia, que tiene 60%, y por encima de República Dominicana, con 44%. 

El estudio recoge datos secundarios e indicadores aproximados ya existentes para monitorear el compromiso del gobierno paraguayo, la implementación del acceso igualitario a las TIC y la igualdad digital en línea. Las fuentes de información provienen de sitios oficiales, entrevistas y organismos internacionales. Los hallazgos arrojan algunos datos relevantes para el diseño de políticas públicas:

Acceso a Internet y empoderamiento de las mujeres

  • Los más recientes datos oficiales muestran que 53,27% de mujeres tienen acceso a Internet, superando ligeramente a los hombres (52,6%). El número de mujeres que usan la Web para leer las noticias, con propósitos educacionales o para acceder a servicios de salud sigue siendo bajo. La discusión en los programas del Estado sobre las barreras de género en el acceso a Internet sigue siendo limitada, al igual que la implementación de políticas de TICs con perspectiva de género.

Accesibilidad

  • Paraguay califica bien en accesibilidad a Internet. En 2016, el costo de 1GB de dato móvil representa 1.41% de salario mensual en Paraguay, lo que se ajusta a la Alianza por una Internet Asequible. Además, SENATICs tiene programas para promover el acceso gratuito a Internet, con foco en comunidades de bajos ingresos. Profundizar la calidad y el alcance de estos programas es clave.

Habilidades digitales y educación

  • Preocupa que solo 2 de cada 10 escuelas tienen conectividad a Internet. Además, la ausencia de datos sobre el número de profesores que poseen habilidades digitales dificulta la evaluación de la efectividad de los programas del gobierno.

Contenidos y servicios relevantes para mujeres

  • La brecha de información del Estado sobre derechos reproductivos y sexuales es parcialmente compensada con el trabajo de algunas organizaciones no-gubernamentales que si publican sobre estos temas en la Web. La propaganda difundida por grupos conservadores, religiosos y su influencia en algunas instituciones públicas como el Ministerio de Educación tiene un impacto negativo en el derecho de niñas y mujeres de acceder a información.
  • Solo 5,1% de las mujeres usan la Web para realizar transacciones bancarias, un número bajo que puede ser producto de las barreras de acceso a datos o educación financiera.

Seguridad en línea

  • Los organismos de justicia como la Fiscalía y los juzgados no están tomando acciones adecuadas en casos donde las TICs se utilizan para perpetrar actos de violencia de género. La evidencia sugiere que las autoridades judiciales necesitan más capacitación en esta área. La ausencia de una ley de protección de datos personales robusta pone en riesgo a niñas y mujeres. Mecanismos de protección o sanciones ante violaciones a su privacidad o el manejo malintencionado de datos personales no están contempladas en un marco legal.

A partir de estos hallazgos, TEDIC propone cinco acciones que pueden ser emprendidas por el Estado:

  • Desarrollar un estudio nacional representativo enfocado en el acceso y uso de la Web con perspectiva de género. Recolectar y analizar datos desagregados por sexo para identificar barreras a la igualdad de género en entornos digitales y promover estrategias basadas en información rigurosa.
  • Definir una estrategia nacional para abordar la violencia de género en-línea. Establecer un grupo de trabajo multi-sectorial que pueda guiar el diálogo y esbozar estrategias posibles a corto y largo plazo para erradicar la violencia de género en Internet. Considerar los efectos de todas las formas de violencia en la experiencia digital de niñas y mujeres a la hora de definir dichas estrategias. Proveer espacios de capacitación a las autoridades de justicia y organismos de seguridad sobre estos temas.
  • Incluir un enfoque de género a los programas digitales del gobierno. Revisar programas como Agenda Digital y el Plan Nacional de Ciberseguridad para añadir un enfoque de género. Identificar las barreras a la inclusión digital y la seguridad en-línea que enfrentan niñas y mujeres. Proponer e implementar políticas para superar dichas barreras.
  • Desarrollar una estrategia clara para promover la inclusión de niñas y mujeres en TICs. Revisar el currículo académico en todos los niveles para promover la inclusión de niñas y mujeres en las áreas de las TICs. Proponer y establecer incentivos que aumenten el número de mujeres que trabajan en el sector de tecnologías. Establecer metas específicas para medir el impacto de estas políticas.
  • Avanzar una ley de protección de datos personales. Establecer un grupo de trabajo multi-sectorial para desarrollar un proyecto de ley de protección de datos personales adecuado a los más altos estándares de protección. Promover la aprobación de dicho proyecto en el Congreso Nacional y así contar con una ley que tenga enfoque de derechos para garantizar que la Web sea un espacio seguro para mujeres y hombres por igual.

Para leer el Reporte, hacé click aquí.