Censurar Internet para proteger a niños y niñas no es la solución

Esta propuesta de ley no soluciona el problema subyacente, además potencia la existencia de una “red en la sombra”, lejos del alcance del proyecto de ley. Nos preocupa que la protección infantil en línea pueda ser una puerta de acceso o puerta trasera para más controles gubernamentales en línea.

Cualquier proyecto de regulación que afecte a la estructura de Internet debe analizarse en el marco de los Derechos Humanos para evitar tanto la censura indiscriminada como formas de vigilancia masiva. Este tipo de violaciones siempre se realizan con propósitos de seguridad nacional, persecución de hechos punibles o protección de niños y niñas contra “contenidos nocivos”. Los propulsores de proyectos de leyes en este campo deben comprender cómo funciona Internet para poder entender el alcance y los límites de tales medidas en el marco del respeto de los derechos fundamentales.

Específicamente, el proyecto de ley que pretende proteger a niños, niñas y adolescentes de “contenidos nocivos” en Internet es sólo otra manera poco efectiva, además de potencialmente violatoria de derechos, de postergar una urgente y necesaria educación integral.

¿De qué se trata el proyecto de ley?

El artículo 1 del proyecto “De protección de los niños, niñas y adolescentes contra contenidos nocivos de Internet” afirma que: “Este proyecto de ley tiene por finalidad la protección integral del niño, niña y adolescente frente a los efectos que puedan generar en ellos los contenidos nocivos a que accedan o se encuentren en Internet” Partiendo de este objetivo, se proponen una serie de medidas aplicables tanto al hogar como a las redes públicas para filtrar “contenidos nocivos” al que podrían acceder niños, niñas y adolescentes.

Recientemente, el proyecto de ley ha sufrido cambios por parte de la Comisión de Legislación, Codificación, Justicia y Trabajo de la Cámara de Senadores que fueron aprobadas en la sesión ordinaria 151 del jueves 5 de mayo. Estos cambios han podido subsanar algunos problemas muy graves que tenía el proyecto original. Sin embargo, no soluciona el problema de fondo, y otorga prerrogativas que nos preocupan, las cuales citamos a continuación.

El problema de filtrar Internet

Generalmente, se utilizan tres técnicas de manera común para bloquear el acceso a los sitios web: bloqueo de IP, filtro por DNS y bloqueo de URL utilizando un proxy. Sin embargo, el filtrado nunca puede ser 100% efectivo. Las tecnologías de filtrado tienden a dos simples fallos inherentes: infrabloqueo y sobrebloqueo [1]. El infrabloqueo se refiere al fallo del filtrado a la hora de bloquear el acceso a todo el contenido objetivo. Por otro lado, las tecnologías de filtrado a menudo bloquean el contenido que no pretenden bloquear, lo que se conoce como sobrebloqueo. Estos dos fallos aparecen debido a que muchas listas negras se generan mediante la combinación de sitios web designados manualmente y con búsquedas automáticas. Por ello, a menudo contienen sitios web que se han clasificado de forma incorrecta. También surgen cuestiones adicionales donde otros contenidos están almacenados en la misma dirección IP o el mismo dominio. Además, los métodos de filtrado no eliminan el contenido ilegal de Internet y tienden a la exclusión. También tienen el potencial de restringir las comunicaciones libres y abiertas de forma inadvertida o deliberada, limitando así los derechos de los individuos o los grupos minoritarios.

Resulta muy difícil visualizar que se pueda lograr el objetivo de protección que plantea el artículo 1 del proyecto de ley si el medio para lograrlo es cualquier tipo de filtrado. En la práctica se vuelve insostenible, principalmente porque la cantidad y variedad de dispositivos a los que los niños tienen alcance es enorme: teléfonos, tabletas, computadoras, televisores, plataformas de juegos. Además de ello, hay innumerables formas de acceder a Internet: el hogar, la plaza, la escuela, la casa de un amigo o familiar, o incluso la red de un vecino. Asimismo el software puede ser capaz de bloquear sitios web específicos de un perfil elevado, no existe una solución que permanezca robusta con el tiempo o completamente efectiva. Todo ello vuelve ilusoria la posibilidad de filtrado efectivo del acceso de contenidos nocivos a Internet. Debemos ser escépticos de soluciones mágicas que se planteen a través de las tecnologías a problemas complejos.

En paralelo, llama la atención que se proponga una iniciativa legislativa para filtrar contenidos en Internet mientras que en en medios masivos de difusión como la televisión o diarios se sigan emitiendo contenidos dudosamente beneficiosos para los niños, niñas y adolescentes, como escenas de violencia, porte y uso de armas, discriminación o sexo en cualquier horario. Este detalle no puede estar ausente de la discusión en torno a este proyecto.

Independientemente de lo anterior, la solución al problema que plantea el proyecto de ley es la educación, diálogo y acompañamiento que deberían tener los padres con los niños sobre los riesgos o temas sensibles para que estos puedan decodificar correctamente mensajes y de esa forma aprender a protegerse. Entre las técnicas de otorgamiento de responsabilidades se encuentra enseñar los límites legales en un lenguaje adecuado a la edad, así como discutir abiertamente las normas y expectativas culturales, morales y éticas de sus comunidades. El papel de los padres, los educadores, el sector privado, los gobiernos y otros, es el de ayudar a los jóvenes a aprender a reconocer y respetar estos límites y normas. Potenciar a los niños y los jóvenes también ayuda a evitar que sean víctimas de otras amenazas, como las estafas, el spyware o el software malicioso. [2]

Para que niños, niñas y adolescentes logren utilizar la Internet con responsabilidad se requiere del involucramiento de padres, madres, tutores, maestros y sociedad civil y así entender las consecuencias, beneficios y riesgos que representan las TIC en el siglo XXI y las nuevas formas de relacionamiento que surgen de ellas.

Carta blanca para la censura indiscriminada de sitios en Internet.

El proyecto no establece suficientes garantías para la protección de la libertad de expresión ya que plantea una definición de “contenidos nocivos” demasiado ambigua y deja el trabajo de especificación a la Secretaría Nacional de la Niñez y Adolescencia (SNNA) órgano administrativo. Por otro lado, se crea el “Observatorio para la protección de los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes en Internet”, compuesto por instituciones del Poder Ejecutivo y organizaciones de sociedad civil que será el encargado de generar la lista de sitios a bloquear de forma compulsiva, vinculante y con sanciones a las ISPs en caso que no lo hagan. órgano administrativo y no judicial.

Así, podría existir el riesgo de que bajo la apariencia de un reclamo administrativo, se intente restringir contenido que termine afectando a la libertad de expresión y todo esto sin la intervención de un órgano judicial independiente.

Además, esta propuesta de ley no ofrece garantías suficientes en caso de bloqueos injustificados. ¿Cuál es el mecanismo para presentar defensa en caso de abusos? ¿Cómo se repara el daño en caso de afectar de una manera desproporcionada el derecho de libertad de expresión?

El proyecto además tendrá como consecuencia una Internet limitada en los espacios públicos para todas las personas. ¿Qué significaría esto? Automáticamente se censura a personas de cualquier edad el acceso a contenidos que son “nocivos” para niños, afectando directamente el derecho la libertad de expresión consagrado en nuestra Constitución Nacional y los tratados Internacionales de Derechos Humanos ratificados por nuestro país.

Casos de Censuras en Internet

En Rusia, desde el año 2012, existe un “Registro Único” de sitios web prohibidos que tiene por objetivo darle al gobierno la posibilidad de filtrar o bloquear cualquier sitio web se considere peligroso para los niños y niñas, para contenidos pornográficos, información sobre drogas e inclusive de cómo cometer un suicidio. Este registro “podría llevar a censurar al azar sitios web y la libertad de expresión” y “fomentar el bloqueo de todo tipo de discurso político en línea” [3][4].

Captura de pantalla de 2016-05-16 19:24:23
Esto puede dar lugar a cualquier bloqueo en Internet y utilizar este mecanismo para censurar otro contenidos. El gobierno de Ecuador hizo uso de Digital Millenium Copyrights Act (DMCA) para retirar contenidos de activistas en el Twitter.

¿Qué se puede hacer?

Creemos firmemente que la solución al problema que plantea el proyecto de ley son políticas públicas de educación, el diálogo y el debido acompañamiento de adultos en el crecimiento de los niños, niñas y adolescentes. Utilizar la Internet con responsabilidad requiere entender los beneficios y los beneficios de las TICs.

En palabras de Frank de la Rue, ex relator de las Naciones Unidas y actual director de Comunicación e Información de la UNESCO, reflexiona sobre este problema:

“Internet tiene peligros. Mal utilizado puede ser usado para la incitación a la violencia, pero parte de la tarea de los Estados y de la sociedad es la prevención y que se tengan planes de enseñanza para que desde temprana edad se aprenda a usar estos instrumentos”.

En términos más prácticos, si también te parece que este proyecto es poco efectivo y limitará a las personas en el uso de las redes públicas y violará nuestro derecho a la libertad de expresión en Internet, podés expresar tu opinión al respecto solicitando al Presidente de la República que vete el proyecto de ley “De protección de los niños, niñas y adolescentes contra contenidos nocivos de internet”. Porque la instancia del Congreso Nacional ya se agotó.

“Señor Presidente @Horacio_Cartes, el proyecto de ley de contenidos nocivos para niños, violenta el derecho humano de libertad de expresión. #CensuraEnInternet

“Señor Presidente @Horacio_Cartes, el proyecto de ley de contenidos nocivos para niños, censura sitios de Internet y violenta los derechos humanos”.  #CensuraEnInternet

“Señor Presidente @Horacio_Cartes, más campañas educativas harán que los niños naveguen más seguros en Internet” #CensuraEnInternet

“Señor Presidente @Horacio_Cartes, más recursos para la educación y menos filtrado de Internet” #CensuraEnInternet

 

[1] La protección de los niños en línea: Riesgos a los que se enfrentan los niños en línea y políticas para protegerlos – Informe 2011 OECD

[2] “Internet y los Niños” -2012 – Informe de Internet Society.

[3] También publicado en Versión Digital 12-06-2012 – ABC Color

[4] Reporte sobre Censura en Internet 2015. Freedom House