Acertada decisión del Poder Ejecutivo para la defensa de nuestra privacidad

El presidente de la República, Horacio Cartes objetó la totalidad de la propuesta de ley, “Que regula la activación del servicio de telefonía móvil”, según su comunicado oficial. El siguiente paso en el proceso legislativo es la vuelta del proyecto a la cámara de Diputados para aceptar o no el veto presidencial.

El proyecto normativo contempla la utilización de huellas dactilares para la activación de un chip de telefonía, con el supuesto fin de evitar suplantación de identidades y perseguir hechos punibles realizados a través de líneas telefónicas.

El decreto de objeción expresa los siguientes puntos preocupantes de la propuesta legislativa:

1) Se constituiría en una barrera para el acceso a las telecomunicaciones a los ciudadanos atendiendo que este servicio es de uso masivo llegando al 90% de los hogares del país.

2) No existe una base de datos biométrica oficial unificada, que certifique la correspondencia o no de la huella dactilar impresa en el formulario. Tampoco la norma prevé medidas de seguridad mínimas para la base de datos a ser creada.

3) Existen contradicciones en la misma propuesta legislativa, el Artículo 11 del proyecto plantea una contradicción con el Artículo 13 del citado cuerpo normativo, al establecer por un parte el plazo de doce meses a partir de la vigencia de la Ley para el registro referido, y luego, en el Artículo 13 expresa que será reglamentada dentro de los 90 días de la vigencia de la Ley.

4) El régimen sobre las sanciones y responsabilidades de los Directores, Gerentes o Administradores, contempla una cuestión no menor, ya que las personas físicas que actúen como representantes de las empresas prestadoras (Directores, Gerentes o Administradores) tendrán responsabilidad personal por la comisión infracciones pues a más de las responsabilidades que le son inherentes por sus propios actos se pretende adicionar la de actos ajenos, como los de los agentes de ventas, agrega el informe de Asesoría Jurídica de la Presidencia de la República.” (sic)

La decisión del Poder Ejecutivo, es acertada y deja un antecedente favorable para el derecho a la privacidad de las personas que acceden a Internet, a través de sus dispositivos móviles. En su momento, la organización TEDIC, junto a Acces Now, enviamos una carta formal de urgencia, solicitando al Presidente el veto del proyecto de ley, por no contar con los estándares mínimos de protección y salvaguarda de las bases de datos biométricos que generarían las empresas violentando nuestros derecho fundamentales. Aquí puedes acceder al análisis realizado por TEDIC sobre estos problemas. Además muchos usuarios utilizaron nuestro TwitterAcción para enviar mensajes a través de Twitter al Horacio Cartes.

Este precedente genera mayor confianza en los diálogo y conversaciones que se han dado entre las múltiples partes del ecosistema de Internet: gobierno, empresas y sociedad civil, en búsqueda de mejores regulaciones en el área.

Cabe a su vez destacar el ejercicio de posicionarse públicamente contra una ley que pondría en peligro algunos derechos humanos en el entorno en línea por parte del sector privado. La Cámara de Operadoras Móviles de Paraguay (Tigo, Personal, Claro), ASIET, GSMA han acercado cartas al Presidente solicitando el Veto Presidencial, así como publicaciones ante la prensa nacional. Esta acción también corresponde con los estándares de buenas prácticas para mantener informado a sus usuarios sobre las acciones de las ISPs sobre defensa de los derechos humanos.

Por todo lo anterior, alentamos a la cámara de diputados a un promover el diálogo a través de una audiencia pública, con todos los actores de Internet, para buscar otras maneras de solucionar los problemas que motivaron la creación de esta ley y por sobre todo que las soluciones legales sean más acordes a la protección de los derechos humanos en el entorno en línea.